thelastbike

bicicletas

CÓMO EVITAR ROZADURAS EN EL CICLISMO

Cómo evitar rozaduras en el ciclismo

Salir a dar un paseo con la bici o ir a pedalear para ponerse en forma, es una de las experiencias más gratificantes. Sin embargo, el constante roce del sillín puede ser una de las principales causas de la aparición de lesiones y heridas en algunas zonas de la piel.

Las irritaciones y lesiones más comunes ocurren en la zona de la entrepierna, la ingle y el trasero, que por el pedaleo continuo y la presión, provocan en algunos ciclistas llagas y roces que pueden ser muy molestos y en la mayoría de los casos, es el resultado del uso de un sillín inadecuado o debido a una incorrecta configuración de las medidas que debe tener la bicicleta teniendo en cuenta la altura y el peso del ciclista.

Estas rozaduras resultan muy molestas y muchas veces inevitables, sobre todo, para los que se dedican a este deporte de manera profesional donde necesariamente deben pasar mucho tiempo montados en la bici pedaleando para poder llegar airosos y triunfantes a la meta.

cómo evitar heridas durante el pedaleo

Algunos consejos prácticos para evitar rozaduras en el ciclismo

Estas rozaduras resultan muy molestas, tanto que pueden dejar a los amantes del ciclismo sin su habitual práctica hasta que estas heridas sanen, porque de continuar pedaleando en esas condiciones, el dolor puede ser realmente insoportable.

Por esta razón, aquí te damos algunos consejos que te pueden ayudar a prevenir las rozaduras en el ciclismo. Te los detallamos a continuación:

El aseo personal: Para evitar rozaduras y quemaduras de la bicicleta, es importante mantener una buena limpieza corporal. Por lo general, durante el pedaleo es normal que el cuerpo sude y aunado a las altas temperaturas, ciertas áreas que tienen fricción constante con la bici, suelen presentar llagas o quemaduras, de ahí la necesidad de ducharse y usar ropa especial protectora.

Evitar la depilación: La mayoría de los deportistas de alta competición se ven obligados a depilarse, pero lo más recomendable es evitar este procedimiento. Es bastante común que cuando el vello comienzan a crecer, puede resultar una verdadera molestia durante el pedaleo, sobre todo si se recorren largas distancias, por lo tanto, resulta mejor dejarlos que depilarlos.

Escoger el sillín más adecuado: Es un punto a tener en cuenta a la hora de comprar accesorios para la bici, y que debe tener presente el deportista. Resulta ideal adaptar el sillín de acuerdo a la conveniencia y necesidad de cada persona, pero sobre todo, tener presente la comodidad aunque se tenga que invertir un poco más al de realizar la compra, ya que esto garantizará más protección y menos daño en las zonas que se ven mayormente afectadas por el constante pedaleo.

Revisar el asiento y la postura al sentarte: Es conveniente tener presente la correcta postura en el sillín, ya que esto te ayudará a que no aparezcan lesiones. También es vital revisar que el asiento esté colocado en el ángulo más conveniente teniendo en cuenta la altura y peso de cada persona, además de elegir uno que sea lo suficientemente acolchado que permita una buena irrigación sanguínea en las zonas que puedan verse afectadas por el pedaleo.

Usar alguna crema protectora para las rozaduras de los ciclistas: En el mercado existen algunas cremas especiales que pueden ayudarte mientras realizas tu recorrido en bicicleta. Una de las recomendadas es la vaselina, en especial, aquellas que son resistentes al agua y bloquean el sudor y que además tienen propiedades hidratantes que pueden prevenir las quemaduras e irritaciones que aparecen en zonas como la ingle, la cadera o la entrepierna.

Descansar adecuadamente y seguir el debido tratamiento: En el caso de que estas heridas aparezcan, a pesar de haber tomado las medidas y consejos adecuados, lo más prudente será que te tomes el debido descanso y sigas el tratamiento al pie de la letra, para que esas lesiones cicatricen y desaparezcan lo más pronto posible. De lo contrario, tendrás que permanecer inactivo y fuera de ruta hasta que mejores completamente.

cómo evitar lesiones en el ciclismo

Elegir un buen culote. ¿Por qué es importante elegir un buen culote para andar en bicicleta?

El culote de ciclismo es una prenda de vestir que es usada para la práctica del de este deporte. Se trata básicamente de un pantalón ceñido al cuerpo, que trae incorporado una especie de acolchado que brinda protección mientras el ciclista se desplaza montado en la bicicleta.

En la actualidad existen una gran variedad de culotes, que se diferencian teniendo en cuenta el tipo de tejido o su forma. Así destacamos los culotes de tejido elástico, que evitan futuras ampollas, y con un tejido que facilita la transpiración del sudor, además de resultar muy cómodos.

De acuerdo a su forma, son muy variados. Podemos encontrar culotes cortos, culotes piratas y culotes largos. Cada uno puede usarse teniendo presente las distintas estaciones del año. Existen algunos modelos que traen incorporados tirantes, esto con la intención de que el culote no se mueva de posición.

cómo evitar rozaduras en el sillín

Esperamos que te haya gustado este post sobre Cómo evitar rozaduras en el ciclismo. Y si es así, te invitamos a que lo compartas en tus redes sociales.

Muchas gracias a todos por seguirnos.

¡Hasta pronto y feliz pedaleo!

CAMINO DE SANTIAGO EN BICICLETA

Son miles las personas que han acudido durante décadas a visitar el Camino de Santiago en bicicleta. Esta importante ruta de peregrinación cristiana en Galicia (España), recibe cada año personas de todas las partes del mundo que asisten al lugar para expresar su fervor espiritual. Un sitio emblemático de Santiago de Compostela donde se veneran los restos del apóstol Santiago el Mayor.

¿Cuál es mejor temporada del año para visitar el Camino de Santiago en bicicleta?

Si quieres visitar el Camino de Santiago en bicicleta, entonces lo ideal es que te prepares para realizar esta inolvidable aventura entre los meses de mayo y septiembre. El resto del año, no resulta recomendable debido a la fuerte temporada de calor que por lo general tiene lugar en los meses de julio y agosto.

Por otro lado, los meses lluviosos traerán consigo la presencia de caminos inhóspitos para el viajero, los cuales serán difíciles transitar en bicicleta.

camino de santiago

Tipo de bicicleta más recomendada para visitar el Camino de Santiago

Aunque para realizar el recorrido del Camino Santiago en bicicleta, los visitantes pueden llevar cualquier tipo de bicicleta, lo recomendable es utilizar una que esté especialmente adaptada para los caminos de tierra. Existen bicicletas de carretera que son específicas para meterse por los caminos asfaltados. Sin embargo, el recorrido no resultará tan interesante o atractivo como el camino de montaña, por lo que las bicis mtb o bicis de montaña serían perfectas.

Existen también las bicicletas mixtas que pueden atravesar ambos tipos de rutas.

En este sentido, lo ideal es contar con una bicicleta eléctrica. Resulta un medio de transporte un poco más innovador que las bicicletas convencionales, además te podría sacar fácilmente de aprietos en caso de presentarse alguna dificultad en el recorrido.

hacer el camino de santiago

¿Cuál es el equipaje más recomendado para llevar en bicicleta?

En cuanto al equipaje, es importante no exceder el peso. Lo recomendable es ir lo más ligero posible, pero utilizando ropa y accesorios que brinden seguridad, comodidad y abrigo. A la hora de colocar el equipaje en la bicicleta, asegúrate bien de que no sobrepase los 12 kilos.

Asimismo, no debes olvidar las herramientas para reparar tu bicicleta en caso de presentarse algún daño o avería en el recorrido. Dentro del kit no puede faltar bomba para inflar los neumáticos, cámaras de sustitución, lubricantes y todas las herramientas básicas por si alguno de los cauchos presentara algún pinchazo.

pedalear hacia Galicia
camino de santiago en bicicleta

Distintas etapas del Camino de Santiago en Bicicleta

El Camino de Santiago hay que hacerlo en distintas etapas por ser un recorrido muy largo y que llevará varios días. La primera etapa comenzará en la región llamada Saint-Jean-Pied-de-Port, culminando el trayecto en Santiago.

Es una travesía bastante larga, que sin duda requerirá algunas paradas por el camino, donde será posible que el visitante pueda alojarse y descansar si así lo desea. Son en total 15 etapas que detallamos a continuación:

Camino de Saint-Jean-Pied-dePort: Con un total de 26 kilómetros, presenta un terreno bastante complicado, sin embargo, si las condiciones climáticas lo permiten, el trayecto no resultará tan extenuante.

Camino de Roncesvalles a Pamplona: Es un trayecto de 48 kilómetros que presenta subidas y bajadas, aunque existen partes del recorrido que no son tan abruptos. Al aproximarse a la región de Arre, se recomienda pedalear por carretera hasta llegar a la región de Zubiri por ser un lugar que no reviste tanto peligro.

Un dato relevante para los amantes del ciclismo, es que durante el viaje, pasarán por Villava, lugar de nacimiento del pentacampeón del famoso Tour de Francia, el español Miguel Induráin.

Camino de Pamplona a Estella: Con 44 kilómetros de recorrido y un alto nivel de dificultad, esta etapa tiene múltiples subidas y bajadas, además de ser un lugar con mucho viento, por lo que se recomienda transitar poco a poco. Además los descensos es mejor hacerlos por carretera y no por montaña.

Camino de Estella a Logroño: Un camino bastante extenso de 49 kilómetros, pero que presenta un grado de dificultad menor. La subida resulta muy extenuante, por esta razón, muchos ciclistas optan por hacer el corrido por carretera.

Camino de Logroño a Santo Domingo: Habrá que transitar por el Valle del Ebro. No reviste gran peligro o dificultad, aunque sí hay la presencia de fuertes vientos. El trayecto completo son 48 kilómetros.

Camino de Santo Domingo de la Calzada a Burgos: Un total de 75 kilómetros tendrán que ser recorridos durante esta aventura, además de caminos muy escarpados, pedregosos y con presencia de rampas que dificultan el viaje. Una vez que se llega a la región de Burgos, se debe ir con extremo cuidado ya que por lo general se puede encontrar mucho tráfico de personas.

Camino de Burgos a Carrión de los Condes: Es la etapa más larga. Un total de 86 kilómetros, pero con la ventaja de encontrar más llanura en lugar de montaña. En este lugar los viajeros tendrán como reto sobreponerse al cansancio que representa transitar las rampas, donde la exigencia es mayor.

Camino de Carrión de los Condes a Sahagún: Toda la travesía comprenderá 39 kilómetros, la mayoría en descenso, lo cual alivia mucho al viajero después de recorrer largas distancias llenas de obstáculos. Aquí el visitante podrá relajarse un poco, ya que le esperará una nueva etapa y nuevas pruebas para superar.

Camino de Sahagún a León: El recorrido de esta localidad resulta bastante fácil y suave. El peregrino transitará 57 kilómetros más plagados de llanuras. Sin embargo, una de las dificultades que pueden presentarse durante la travesía es el clima de la región del páramo de León durante el verano.

Camino de León a Astorga: Durante esta etapa, el ciclista recorrerá un total de 49 kilómetros, pero sin mayores contratiempos. Una vez que se llega a la localidad de Astorga, el cansancio va mermando un poco, ya que la zona del páramo va quedando atrás. Para los viajeros el lugar más icónico y que quedará en su recuerdo después de tamaña hazaña, será cruzar el conocido puente del Paso Honroso.

Camino de Astorga a Ponferrada: Con un alto nivel de dificultad, esta región comprende un total de 54 kilómetros. Con un camino de rectas interminables, se llega de repente al llamado Camino Francés. A partir de aquí, el viajero volverá a un camino de subida, para luego descender de manera rápida y estrepitosa. Por eso la mejor opción es tomar la senda del asfalto.

Camino de Ponferrada a  O Cebreiro: Con 50 kilómetros de recorrido y un gran nivel de dificultad, esta región está considerada por los ciclistas como la Etapa Reina. Una región repleta de montañas y cumbres que representará un verdadero reto. Por esta razón, lo mejor es optar por el camino de asfalto.

Camino de O Cebreiro a Sarria: 40 kilómetros más de pedaleo, donde las subidas son constantes para luego hacer una transición de bajadas y toboganes empedrados, los cuales hay que atravesar con mucha prudencia.

Camino de Sarria a Palas de Rei: Con un nivel de dificultad media, la travesía será de 40 kilómetros. El problema más frecuente en esta región es el pantano, que en temporadas lluviosas puede resultar muy complicado de transitar para los peregrinos. Además hay muchos caminos llenos de rampas.

Camino de Palas de Rei a Santiago: Esta exigente y al mismo tiempo desafiante aventura termina con un recorrido de 69 kilómetros donde ya el viajero siente sus fuerzas desfallecer después de semejante exigencia física. Atravesar lugares como el Monte do Gozo es todo un desafío. Sin embargo, esta última travesía, representa la llegada a la cima de Santiago.

camino de santiago en bicicleta

Algunos consejos prácticos para hacer el recorrido

Si se piensa realizar la larga travesía del Camino de Santiago en bicicleta, es importante que el viajero siga al pie de la letra algunos consejos prácticos para que la experiencia sea toda una aventura placentera y positiva.

A continuación te detallamos algunos de ellos:

Será mejor vivir la experiencia con otros peregrinos, en lugar de realizar el viaje en solitario: Lo recomendable es ir en compañía de más personas, ya que a la hora de presentarse algún contratiempo podrás contar con ayuda. Sufrir una caída o una avería en tu bici, resultará más fácil y seguro si vas acompañado de algún amigo o familiar, que ante cualquier suceso, pueda socorrerte.

Informarse de los horarios para los albergues: Para los viajeros que van en bicicleta es importante asegurarse bien de cuáles son los horarios que brindan posada, ya que por lo general es común reservar estos lugares para los peregrinos que deciden realizar la travesía caminando. Lo más indicado es tener a mano los teléfonos de todos los albergues y posadas que existen durante todo el largo recorrido.

Ser prudente y respetuoso con el viajero que va a pie: Tener esto en cuenta es de gran valor y habla muy bien de las personas que se desplazan en bicicleta. Para un peregrino que realiza el viaje caminado, resulta más difícil y agotador todo el recorrido hasta Santiago porque no sólo tendrá que valerse de su cuerpo para llegar a su destino, sino que también tendrá que cargar a sus espaldas el peso de su equipaje.

En este sentido, se recomienda ser prudente y respetuoso no solo con el compañero que llevas al lado, sino también con los caminantes que te encuentras en el camino y que no cuentan con un medio de transporte tan valioso como el tuyo.

Esperamos te haya gustado este post sobre Camino de Santiago en bicicleta. Y si es así, te invitamos a que lo compartas en tus redes sociales.

Muchas gracias a todos por seguirnos.                                    

¡Hasta pronto y feliz pedaleo!